Geología a golpe de pedal

paula sanz¿Sabías que los geólogos también forman parte del pelotón de la Vuelta Ciclista a España? No es exactamente el gallo de la prueba, queremos pensar que tampoco el farolillo rojo, pero es seguro que va sobrado en Ciencias de la Tierra respecto al resto de los que pedalean. Cada edición además de enterarnos de qué es el molinillo, quitarle las pegatinas a otros corredor, si hay o no bukkake o quién es el aguador, aprendemos geología sin esfuerzo. Y eso se consigue, porque un equipo de expertos hacen la digestión por nosotros, los espectadores para acercarnos a ese mundo de rocas y minerales que esconde cada etapa. 

“En este contexto, el proyecto de La Vuelta Ciclista se mostraba con un enorme potencial. Permitía convertirse en una herramienta que ayudaría a mostrar la íntima relación que tiene la sociedad con la geología en uno de los aspectos menos intuitivos, el deporte”, nos explica Jon Ruiz, estudiante en prácticas del proyecto MIN-GUIDE en el IGME y uno de los integrantes de este equipo de geólogos que se viste de romano en cada edición de la Vuelta.

Lo obvio era no complicarse demasiado y ceñirse a lo evidente, reflejando en estas piezas narradas la propia “naturaleza de La Vuelta como ‘recorrido’ con diversidad de llanuras, cuestas, cambios de relieve, altibajos y curvas de todo tipo”, algo que a los geólogos les permitía transformar a la carrera ciclista en “un gran laboratorio donde comparar etapas radicalmente distintas entre sí, o incluso secciones de una misma que poco tenían que ver unas por las otras”, dice Jon. Por eso antes de contarlo, se hacía necesario pensar cómo hacerlo. “Más allá de la propia configuración de La Vuelta -dice Jon-, teníamos la oportunidad de explicar decenas de conceptos y cuestiones reseñables de la geología de manera colateral. Igual que hacemos muchos apasionados del tema cuando viajamos con familiares y amigos, en formato de ‘ya que estamos aquí… ¿os habéis fijado en…?'”. Una forma subliminal de acercar a los profanos cuestiones en las que no han reparado o no pudieron aprender. Adicionalmente se dieron cuenta de otro inconveniente, y era que esos conceptos que de forma natural les sugería cada etapa no resultaban especialmente atractivos para quienes desconocen la materia, al ser necesarios demasiados apriorismos teóricos para explicar los atractivos más allá de lo estrictamente turístico de un determinado paisaje. “Al poco decidimos -señala Jon- enfocar toda la teoría partiendo de la premisa de que quien fuera a leerlo o escucharlo, no tendría conocimiento previo alguno. Imagínate a nuestra abuela viendo La Vuelta, mientras que le explican con todo detalle lo que es un enriquecimiento supergénico de sulfuros masivos, no era algo viable”. La conclusión fue que debían recurrir a lo que para un geólogo no es más que un “chascarrillo” para que cada etapa trascendiera el valor turístico que aportan las imágenes televisadas, con contenidos “interesantes y curiosos. Algo con ‘gancho’. Y aprovechando ese ‘gancho’, incluiríamos los conceptos para hacerlos más fácil de recordar”.

Paula Sanz, su compañera en las prácticas del proyecto MIN-GUIDE en el IGME y en las tareas divulgativas de La Vuelta nos cuenta sobre el mapa geológico, la zona que eligió, de manera tan gráfica que, al señalar sobre la imagen la “rodilla de Asturias”, entendemos claramente a qué se refiere. “En casos como así recurro a mis padres e intento ver lo que les llama la atención. A la gente normal les sacas de volcanes, fósiles o de fallas y no saben de lo que estás hablando. Con el añadido de que, además, en lugares como la cornisa cantábrica las fallas de las que hablamos ni siquiera están activas, no hay muchos fósiles y con la prevención que debemos tener para no crear alarma social si se trata de temas que pueden estar asociados a riesgos geológicos”. De ahí que cuenten con el asesoramiento de profesores que tutorizan y en algunos casos matizan sus textos, para pulirlos de términos incomprensibles como domo de sal, sin que pierdan rigor científico, antes de que se “cuelguen” en la red.

IMG_20180425_111113.jpgJon nos menciona un caso práctico para que nos hagamos una idea de la capacidad divulgativa que han desarrollado a lo largo de estos años. “¿Cómo explicar qué es el “registro geológico”, y por qué es tan importante tener uno tan completo como el que se encuentra en Zumaia? Nuestro enfoque sería explicar que las rocas son como hojas incompletas y sueltas de un libro escrito en una lengua desconocida. Por lo que encontrar 60 páginas completas y ordenadas resulta extraordinariamente esencial para descifrar lo que pone”. Reconoce que el éxito de cada una de estas pequeñas píldoras geológicas dependía de “la capacidad de síntesis del autor, de lo oportuno de cada símil y de lo llamativo del lenguaje utilizado”. Una habilidad que les permite explicar el paisaje de la Ventana Tectónica de Valdepeñas de Jaén utilizando como ejemplo la comparación con un pedazo de tarta. No deben hacerlo mal cuando el  proyecto de La Geodiversidad en La Vuelta ha recibido las felicitaciones de las principales instituciones de las Ciencias de la Tierra.

Ahora, cuando ya han arrancado los motores para la edición de este año, la Vuelta dará comienzo a finales de verano como siempre, los entre ocho y diez geólogos de esta iniciativa de Geodiversidad a golpe de pedal van documentándose y haciendo que su experiencia como científicos crezca con el aprendizaje de la operativa periodística. “Me baso -nos cuenta Paula- en blogs de internet, en gente que le gusta la geología y por supuesto en MAGNA y en la información del IGME en la red. Es una labor de contrastarlo todo y buscar fotos que lo ilustren para hacer la información atractiva y accesible”.

El equipo ha decidido seguir esta vez la rueda del primer año en que consiguieron hacerle sitio a la geología en nuestras pantallas, 2016, con la esperanza de dar visibilidad a una ciencia a la que le falta un referente reconocible a ojos de la sociedad. “No tenemos un Darwin, un Newton, un Turing o un Kelvin que nos haga conocidos y demuestre lo vital de la geología en la sociedad. Por este motivo, nuestro papel como científicos es doblemente importante. No solo tenemos la responsabilidad de desarrollar el conocimiento y la innovación en geología, a la vez que hacemos comprender a la sociedad por qué es necesario hacerlo, y qué gana con ello”, concluye Jon Ruiz.


Y si te interesa cómo contaron los medios de comunicación la noticia, entra en nuestro tablero sobre Geología a golpe de pedal

Alicia González (alicia.gonzalez@igme.es)
Responsable de la Unidad de Cultura Científica
Instituto Geológico y Minero de España

 

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Karina dice:

    Hola mi nombre es Karina , estudiante de Ingenieria Geológica de la Universidad Nacional de Piura en el Perú , realmente me parece muy interesante el darle lugar a la Geológia en la pantalla , de esa manera las personas tendrán otra visión de la dinámica de la tierra,conocerán de que trata, que campos abarca y como se comporta la tierra. Mis mejores deseos para ustedes. Bendiciones

    Me gusta

    1. Gracias Karina, ésa es nuestra intención, sacar a la geología a la calle, dando a conocer el trabajo de los investigadores. Un saludo,

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s