La sorpresa está en el interior

No conviene que lo cuentes… Aparentemente pocos somos los que participamos de esta conjura y mejor que se quede así. Si vienes a Madrid te llevarán al Prado, al Thyssen, al Reina Sofía o incluso a Los Jerónimos, pero es difícil que tu guía se acuerde de él. No te preocupes, es mejor así.