De la Esperanza a la Decepción en horas

Fernando Bohoyo se marchó a la Antártida por primera vez con apenas 23 años y las expectativas puestas en hacer una tesis doctoral. Lo recuerda casi con esa mezcla ambivalente de estar viviendo la pesadilla más deseada: “Me acosté una noche y me levanté tres días después frente a la base Juan Carlos I”. En…