Dinamitando todas las barreras

Una vez Lorena tuvo a los 21 años una conversación con su madre en la que le informaba de que iba a embarcarse en la Subvent1 en Canarias. Las escena es como sigue: Mamá que me voy a trabajar a un barco… ¡Pero hija…! Pero nada