Mucho más que piedras

En estos duros momentos en que nos vemos inmersos, donde especialmente te has visto afectado por esta pandemia sin precedentes, los científicos y técnicos que cuidamos de las rocas más importantes de nuestro país, queremos ofrecerte unas palabras de aliento y esperanza desde el corazón de la Madre Tierra.

Las personas tenemos un fuerte arraigo con la tierra donde nacimos, donde vivimos y hemos sido felices. Estos lugares y el sentimiento que nos producen, crean una unión vital con nuestro entorno, que permanece en nuestro interior durante toda nuestra vida. Seguro que has tenido esa sensación de añoranza si has viajado, si has cambiado el lugar de residencia o si has estado en otro país. En esos momentos de distanciamiento, quizás te has acordado de las montañas de tu pueblo, del color de las peñas del monte, de sus formas o de las rocas que baten las olas del mar.

Sabemos que la naturaleza nos cuida, y que pasear por el campo tiene muchos beneficios para nuestra salud: nos ayuda a estar ágiles físicamente y mejora nuestro estado de ánimo. ¿Quién no ha experimentado la fuerte sensación de bienestar al asomarse a un acantilado rocoso del Cantábrico, al subir un volcán como el Teide, al caminar entre los monolitos de La Pedriza, al contemplar los torreones de los Mallos de Riglos o al escuchar la cascada de Orbaneja del Castillo? Ahora queremos que recuerdes esas piedras cercanas por las que has jugado en tu infancia y por las que has paseado tantas veces, que tan bien te hacen sentir.

“Quizás siempre las viste como piedras, piedras que te hacían sentir bien, que te daban una sensación de libertad y de bienestar, pero sólo como piedras. Bien, ahora queremos contarte que estas piedras que disfrutaste, también escondían una parte de la historia de nuestro planeta. Una historia tiene millones de años y páginas”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hoy vamos a contarte ‘en breve’ uno de estos capítulos, la historia geológica del Teide, el pico más alto del país, que lo habrás visto miles de veces en la tele, en las revistas o incluso quizás hayas estado allí. Es el volcán más famoso de nuestro país y el que más visitantes recibe cada año, más incluso que el Museo de El Prado. Este coloso natural está en la isla de Tenerife y alcanza los 3.718 m sobre el nivel del mar, pero llega a los 7.500 m de altura si se mide desde el fondo oceánico, siendo la tercera estructura volcánica más elevada del planeta. Este volcán en realidad se trata de la superposición de muchas erupciones volcánicas ocurridas a lo largo de los últimos 198.000 años y surgió dentro de la caldera de Las Cañadas, que es la gran depresión que se formó previamente por el desplome del flanco norte de Tenerife hace unos 200.000 años. Hace tan solo 27.000 años, en la ladera oeste del Teide, surgió otro volcán: El Pico Viejo. Este tiene uno de los cráteres más espectaculares de toda Canarias. Además, como curiosidad, te contaremos que el cráter del Teide fue la mayor mina de Canarias, en ella se explotó históricamente el azufre de sus exhalaciones volcánicas. Este mineral de fuerte olor y color limón fue empleado históricamente por los habitantes de la isla para sulfatar las viñas y la cochinilla.

“Piensa que cuando salgas y podamos recobrar nuestras vidas, volveremos a pasear por todas estas maravillas de la Tierra, ¡estarán allí esperándonos!”

Por todos estos valores geológicos, que se conocen gracias a las investigaciones de numerosos equipos científicos de todo el mundo, el conjunto de Las Cañadas y el Teide fue declarado Parque Nacional en el año 1954, para proteger sus valores naturales: los fascinantes volcanes y su flora y fauna endémicas. Además, desde 2007 fue reconocido como uno de los lugares de mayor relevancia natural y cultural del planeta inscribiéndolo en la lista del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Ahora queremos que te sientas bien y te recuperes por completo. Piensa que cuando salgas y podamos recobrar nuestras vidas, volveremos a pasear por todas estas maravillas de la Tierra, ¡estarán allí esperándonos! Te invitamos a que las disfrutes, te ayuden a sanar y las descubras con esta otra mirada. En el Instituto Geológico y Minero de España tenemos el programa ‘Apadrina una Roca’, una iniciativa para conservar estos ‘lugares importantes’, que une a las personas con el patrimonio geológico.

Mucho ánimo, esperamos de corazón que tengas un rápida recuperación. Si en alguna ocasión te apetece unirte a nuestro proyecto, te estaremos esperando.

Apadrina una Roca (@apadrinaunaroca)
Instituto Geológico y Minero de España

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s