Sobre la estimación rápida de la economía de los proyectos de exploración. Revisión de las reglas generales acerca del dimensionamiento de la capacidad de la mina: los datos de entrada para la estimación de los costes operativos y del capital

capital.jpgSinopsis: A pesar del esfuerzo que significa el máximo aprovechamiento en la economía del reciclaje, las materias primas siempre van a ser necesarias. Por otra parte, su descubrimiento requiere de una etapa de exploración que está inherentemente asociada con los riesgos y los costes. Sin embargo, al minimizar los gastos de exploración, podemos de esta manera aumentar la eficiencia de los recursos. Una forma segura de que esto se logre consiste en evaluar continuamente y durante la exploración, las probabilidades de alcanzar nuestras metas económicas. Para este propósito, se necesitan cálculos económicos de orden de magnitud, utilizando reglas generales o aproximadas (“rules of thumb”). Así, para estimar los costos operativos y de inversión, se supone la capacidad de una supuesta explotación, permitiendo siempre el uso de las economías de escala.
Un ejemplo es que, con el aumento de la capacidad de producción, los costes operativos por tonelada disminuyan, mientras que los costes de capital aumentan. Para un depósito mineral dado, en la estimación de capacidades y, al mismo tiempo, de la vida útil de una mina, se aplica ampliamente una regla llamada “Regla de Taylor”, formulada en 1977. En 2009, Long propuso una nueva relación entre las reservas y las capacidades de extracción minera, observando que, a lo largo del tiempo, pero especialmente en los dos últimos siglos del milenio pasado, la industria minera internacional experimentó una tendencia hacia el aumento de las capacidades de producción. Long separó las minas con explotaciones a cielo abierto y subterráneas con “block caving” (ambas con las mayores capacidades de producción), de las minas subterráneas convencionales que, en general, poseen menores capacidades. En este documento, empleando nuestras propias reglas
empíricas, examinamos qué influencia tienen estos dos enfoques en la evaluación de la economía de una mina, tomando la tasa interna de retorno (TIR) como nuestro criterio de viabilidad económica. El resultado general es que, al pasar de las capacidades según Taylor a las capacidades según Long, los resultados de las evaluaciones económicas de las reglas generales varían significativamente. Cuando las recomendaciones de Long y Taylor se probaron con ejemplos reales de minas activas (desde 2012 o más adelante), o bien en proyectos que se encontraban en la etapa de desarrollo o de viabilidad, encontramos un acuerdo relativamente bueno entre los datos del mundo real y las relaciones de Long. Por lo tanto, recomendamos que, en las evaluaciones económicas predictivas de proyectos en la etapa de exploración, se use el método de Long en lugar
de la regla de Taylor. El estudio muestra que debido al progreso tecnológico, la relación entre capacidad y reservas debe reexaminarse periódicamente.

Más información: Boletín Geológico y Minero (Volumen 130)

o lee el artículo completo en Sobre la estimación rápida de la economía de los proyectos de exploración …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s