Geoera: Una conspiración internacional en marcha

DhLmvEPWkAEucG3.jpg large.jpg

¿Qué hacen un buen número de expertos del máximo nivel en Ciencias de la Tierra y el Mar e informáticos encerrados durante tres días en Bruselas? ¿Conspirar? No, porque, además, entre los presentes se contaba también alguna periodista. Puedo decirles que asistí a las sesiones de lo que en el futuro puede convertirse en el germen del Servicio Geológico Europeo, pero que de momento responde al nombre de Geoera. Allí estaban todos, los autores de los informes más punteros sobre investigación en aguas subterráneas, en energía geotermal, en geología marina, en recursos minerales ornamentales, en sistemas de almacenamiento energético… Nombres que a la ciudadanía no le dicen nada…  

No es fácil reconocerlos, porque habitualmente no aparecen en prensa, dedicados como están a la investigación y al servicio público y si en alguna ocasión lo hacen es en el espacio limitado que los medios de comunicación conceden a los asuntos científicos. Pero allí estaban ellos y ellas… y sus posters, todos regularmente dispuestos a lo largo de la pared granate del recinto que albergó las jornadas, salvo alguno que decidió enviar más que un póster científico, un proyecto de velamen para hacer zarpar el barco de la Geoera. En esos pedazos de papel -algunos incluso biodegradables para evitar que tanto afán por la ciencia contribuya al deterioro del medio ambiente que tanto aprecian los investigadores, otros con un futuro en el reciclado más rompedor-, estaban las directrices de lo que será el análisis científico que viene. De haber estado Borges o Chesterton presentes en la sala, seguro que se les habría ocurrido un relato sobre los sabios encerrados dispuestos a resolver las incógnitas de los años venideros en este kick-off. Pero sigamos con nuestra crónica…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Porque los allí presentes no sólo pretenden indagar en soluciones para problemas cotidianos como el control de las inundaciones, sino que se han coaligado en eso que les comentábamos que es el proyecto paneuropeo de la Geoera para poner en común todos los conocimientos que se adquieran y generar con ello una especie de árbol de la sabiduría del que todos los investigadores, pertenecientes o no a la Geoera puedan tomar las manzanas, sin miedo a ser arrojados del Paraíso de la ciencia. Por eso, una de las partes fundamentales del proyecto es la configuración de herramientas informáticas que permitan hacer accesible ese conocimiento a los que investigan, pero también lo pongan al alcance de la ciudadanía y de sus representantes, los agentes políticos, económicos… que, gracias a los datos almacenados por la Geoera podrán tomar decisiones informadas respecto a temas acuciantes.

Para que se hagan una idea de la relevancia del proyecto la Geoera agrupa a más de cuarenta Servicios Geológicos de la UE y de países deseosos de integrarse en ella como Ucrania, todo ello dentro de ese Horizonte 2020 que ahora llega a su fin. Y bajo los auspicios de TNO, verdadero inspirador de la iniciativa de colaboración multinacional. Pero no se vayan a creer que con ella se pretende consolidar un espacio de confrontación con otros servicios geológicos como el estadounidense que, de hecho, estuvo presente en las sesiones de alumbramiento del proyecto para aportar su visión sobre las comunes preocupaciones que a todos los investigadores unen.

El pistoletazo de salida ya se dio el año pasado y ahora en una Bruselas inusualmente soleada y llena por las noches de aficionados al fútbol dispuestos a celebrar los éxitos de su selección en el Mundial, los “conjurados” de la Geoera llegaron en otra turba, más silenciosa que aquella para compartir información sobre los avances que se han producido en estos meses y también, poner cara a los compañeros con los que se han intercambiado mensajes y propuestas. “Trabajando juntos hemos creado esta Geoera, aprovechando el valor de la colaboración que supera las fronteras y aprendiendo de los colegas, respondiendo los retos que nos marca la sociedad, proporcionando valor añadido al proyecto y asegurándonos de que nuestro trabajo es relevante para todos los agentes implicados”, indicó Yvonne Schavemaker, manager del proyecto e integrante del equipo de TNO.

Y es importante la interacción personal, porque los resultados de este proyecto serán la evidencia de que los Servicios Geológicos Europeos pueden cooperar eficazmente para el intercambio de conocimiento, información y datos y trasladar a la sociedad el fruto de su trabajo, con el objetivo de lograr que la Geoera entre a recibir financiación de los fondos estructurales de la UE, lo que permitiría su consolidación y crecimiento a largo plazo. Porque los cauces de los ríos o los fondos marinos no se detienen en las fronteras entre los países, el acceso libre y las recomendaciones que se obtendrán de esta nueva forma de colaborar transnacionalmente, permitirán mejorar el uso y disponibilidad de los recursos en términos de sostenibilidad, seguridad y viabilidad.

El acceso libre y las recomendaciones que se obtendrán de esta nueva forma de colaborar transnacionalmente, permitirán mejorar el uso y disponibilidad de los recursos en términos de sostenibilidad, seguridad y viabilidad

Les presentamos brevemente los nombres de las iniciativas englobadas en la Geoera que, a no mucho tardar empezarán a darse a conocer en los medios de comunicación. Así, en materia de geoenergía tenemos los proyectos 3DGEO-EU, GARAH, GeoConnect³d, HIKE, HotLime y MUSE. Dentro de los relacionados con las aguas subterráneas, están HOVER, RESOURCE, TACTIC y VoGERA. En cuanto a recursos minerales, el listado lo integran EuroLithos, FRAME, Mintell4EU y permítanos hacer mención aparte a MINDeSEA, coordinado por el Instituto Geológico y Minero de España y que trata sobre los depósitos minerales en los fondos marinos europeos y su potencialidad estratégica. Por último, la GIP-P, que será la plataforma de información de la GeoERA donde estarán disponibles todas las bases de datos, interpretaciones y modelos que se obtengan de los análisis de los expertos, es decir, el recipiente al que podrán acceder desde los expertos, hasta los agentes involucrados en la toma de decisiones en el ámbito empresarial, político o económico, pasando por la ciudadanía de todo el entorno europeo, haciendo realidad la siempre reclamada transparencia, con el esfuerzo adicional de discriminar los intereses de los diferentes públicos para hacer comprensible la información disponible en los distintos niveles habilitados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s