La gestación de un parque geológico

bajando de la mina de wolframio de GargantaAl paseo de Garganta de los Montes fueron más de veinte personas. Ninguno de ellos sabía que irían acompañados de todo un experto, Luis Jordá, conocedor de la sierra de Guadarrama, porque por algo su tesis doctoral versó sobre la minería, también tocando algunos aspectos relacionados con las canteras, en esa zona de los pueblos que integran la Asociación Valoja. Una asociación serrana que recientemente se reunía con técnicos del Instituto Geológico y Minero para buscar respuestas a eso tan difícil de proteger el medio ambiente y otorgar relevancia al patrimonio geológico mediante la creación de un Centro de Interpretación en La Cabrera. “Hay mucha variedad; son minas de cobre, de plata y por supuesto, muchos alcaldes y agentes de desarrollo local ya se han interesado por la puesta en valor de estas minas como itinerarios”. Por lo que nos indican, los ayuntamientos implicados han solicitado ya algún tipo de subvención para ubicar un punto de información que estaría situado en La Cabrera.

La contestación de Juana Vegas, Enrique Díaz y Ana Rodrigo, expertos del IGME y el Museo Geominero, a las preguntas de los miembros de la Asociación Valoja no pudo ser entonces más contundente “creemos en ello. Lo que hacemos, lo hacemos convencidos, porque siempre queda el desarrollo en el territorio”, para a continuación orientarles sobre las opciones con las que hacer del patrimonio geológico un modelo de promoción turística mediante un plan de desarrollo o geoconservación. Porque, pese a que la idea de los representantes del proyecto se encaminaba más a la constitución de un Geoparque Mundial de la UNESCO, los técnicos les recondujeron hacia modelos más viables como el Parque Geológico de Costa Quebrada, en lo que a funcionamiento se refiere. Un ofrecimiento por parte del IGME de brindarles apoyo en la futura delimitación de lugares de interés geológico, en las consultas metodológicas y el préstamo de recursos de la entidad para la creación de aulas de interpretación del patrimonio que contribuyan a sacar el máximo potencial del proyecto y dar así relevancia a un patrimonio que puede ser motivo de desarrollo. Porque como bien recordaba el tesorero de la Asociación madrileña, “pisándola todos los días, los vecinos están dándose cuenta del valor que tiene su tierra, su entorno” en una iniciativa que según explicó “se está construyendo de abajo a arriba desde hace ya más de 20 años”. De ahí la importancia de los paseos geológicos, uno al mes, pero que a sus organizadores les lleva en tiempo de planificación y otros preparativos unos tres meses contando con los expertos que se suman a la iniciativa. “Estamos abiertos a que el público proponga paseos y se intenta trabajar con expertos que den a conocer las distintas unidades geológicas más importantes de una ruta. Son paseos que se focalizan desde los ayuntamientos y a partir de ahí, se intenta firmar un convenio, se elaboran unas fichas de los mismos para al final, establecer los diferentes puntos geológicos que no siempre serán Lugares de Interés Geológico (LIG), pero que merecen ser visitados por su valor”, detalla Luis Jordá.

IMG_20180125_122354Pero regresemos a la visita a Garganta de los Montes en la que el ingeniero de Minas Jordá, junto con un geógrafo y un geólogo, hicieron de cicerone para aficionados, gente relacionada con temas de medio ambiente y educadores ambientales. Y eso, pese al mal tiempo. “Los profesionales de la geología y la ingeniería de Minas somos así; no se suspende un paseo geológico porque haga mal día, salvo que haya un tema ya de integridad física. El que haya llovizna y un poco de frío no nos detiene”, bromea Jordá. Los que se acercaron para mancharse las botas y sobreponiéndose a las pésimas condiciones climáticas, aprendieron con los guías a distinguir en función de sus colores los diferentes minerales y los usos de algunos como el wolframio del que quizás solamente habían oído hablar por la historia de su contrabando entre ingleses y nazis en los años cuarenta.

“Los excursionistas aprendieron con los guías a distinguir en función de sus colores los diferentes minerales y los usos de algunos como el wolframio”

lozoyuela arroyo camino a la mina“La primera parada -dice Luis Jordá haciendo de improvisado cronista- fue la antigua mina de cobre ‘Fernandito’ donde pudimos ver los restos de la planta de tratamiento de mineral, escombreras y dique de estériles de flotación y barracones mineros. De ahí nos encaminamos a la parte baja de las calicatas de wolframio ‘mina Celia’, no sin antes darnos un buen palizón de subida hasta la pista forestal, mientras Jorge nos ilustraba con información sobre los pinares y las repoblaciones de la zona. Ya en las minas de wolframio a los pies del arroyo del Mondalindo nos sorprendieron algunas gotas de agua, preludio de la que nos caería por la tarde. Con mucho esfuerzo y ojo clínico fuimos capaces de encontrar alguna muestra pequeña, pero bonita de wolframita, el mineral mena del wolframio. De ahí con mucha pereza nos fuimos a Lozoyuela. Algunos amigos se despidieron, pero diez incombustibles continuamos a pesar de que ya estaba lloviendo. El paseo hasta la mina lavadero ‘Isabelita’ de wolframio y estaño (casiterita) es un paseo agradable con buen tiempo y escaso desnivel. Sin embargo, cuál no sería nuestra sorpresa al encontrar muy crecidos los pequeños pasos de agua del camino, hasta tal punto que el último paso hacia la mina fue una pequeña aventura estilo ‘el último superviviente’ teniendo que poner troncos para pasar el arroyuelo”.

¿Pero qué tiene de especial este punto de nuestra geografía? “Fundamentalmente tiene unas características didácticas, presentando a los asistentes muchas formas geológicas de diferentes épocas en un espacio muy reducido, que los impulsores del proyecto han denominado el ‘holodomo'”. Ante nuestro desconcierto terminológico Jordá nos explica el significado de ese tecnicismo “es un domo que cubre una travesía no muy larga, de aproximadamente unos 20 o 30 kilómetros en la que se atraviesan formas geológicas desde las más antiguas hasta las más modernas, desde el paleozoico hasta el holoceno”. Sin saberlo, estamos asistiendo al nacimiento de un nuevo espacio de protección de la naturaleza, ese holodomo que con estos paseos geológicos va cobrando forma.

Al final dispondremos de un gran inventario, unos 200, a partir de esas fichas y tendremos que establecer cuáles son los realmente relevantes

mina de cobre de Garganta dde Los MOntesUna peculiaridad de este recorrido de los parques geológicos radica según el experto del IGME en que que en ellos se potencian los usos tradicionales de la geología,  siendo las canteras y las minas artesanales algunos de ellos. “Se ha empezado con una serie de excursiones para conocer las unidades geológicas más relevantes, se hacen paseos en los diferentes ayuntamientos, contando con el apoyo en la parte geomorfológica y paisajística de Jorge Baonza y de la gente local que les mostraban los caminos más “lógicos” para ir de un punto a otro y aportando interesantes conocimientos sobre las tradiciones mineras de la zona. En estos recorridos se visitan desde dos hasta diez puntos de interés geológico singulares, algunos de los cuáles no cuentan con una figura de protección específica”, aclara. “Al final -añade- dispondremos de una gran cantidad de puntos, unos 200, a partir de esas fichas y tendremos que establecer cuáles son los realmente relevantes. Algunos ya están catalogados como LIG, muy pocos y otros se fijará su relevancia con un comité asesor de unas diez personas y ahí es donde entraría el IGME para establecer el valor de muchos de estos lugares”.

La mina, ése lugar no siempre detectable

Y por qué tanto interés en conseguir esa consideración de parque geológico, le preguntamos a Jordá, a lo que el ingeniero nos responde “esos proyectos de parques geológicos deben incorporar una perspectiva económica para que luego sean viables y su posible uso por parte de la ciudadanía. En ese sentido, hay que distinguir entre las canteras ya abandonadas, porque haya caducado ya su concesión y las que están en funcionamiento, que son muchas. De hecho, muchas están incluidas en itinerarios didácticos como el recorrido que se hizo en los años noventa por la Comunidad de Madrid en el que participaron canteras como la del Berrueco”. Por lo que nos comenta, las que están en desuso van “desde sitios de un cierto interés geológico hasta vertederos como sucede con la cantera de Venturada”, matiza Jordá. En cuanto a la minería, volviendo a la zona delimitada por la Asociación Valoja, se trata de minas que en su mayoría llevan abandonadas más de cien años, “por lo que muchas de ellas la gente ni siquiera sabe que son minas, porque están ya muy integradas en el paisaje. Las escombreras se han tapado con cierta vegetación, muchas calicatas se han colmatado, muchos pozos prácticamente ni se ven, lo que conlleva problemas de seguridad y ha significado propuestas de medidas para resolverlo”. La reacción de los paseantes es mayúscula, ya que “no se imaginan que haya minas en la sierra de Guadarrama, de hecho en el Parque Nacional hay dos y porque la imagen que ellos tienen de la mina grande, oscura, que estropea el paisaje no es así. Se encontraron con que ellos mismos estaban encima de la mina sin saberlo. Entonces les explicamos que con el tiempo las minas se remodelan. Sí que vimos una que tiene un cierto impacto ambiental, que es una de las más modernas, porque vimos de principios del siglo veinte también. Las más modernas sí que es verdad que aún el paisaje no se ha regenerado tanto, porque son minas relativamente modernas, anteriores a la ley del 82 de restauración de los espacios mineros”.


Y si te interesa cómo contaron los medios de comunicación la noticia, entra en nuestro tablero sobre el proyecto de Parque geológico en La Cabrera.

Alicia González (alicia.gonzalez@igme.es)

Responsable de la Unidad de Cultura Científica
Instituto Geológico y Minero de España

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s